Buscar por

Movilización Nacional de los Trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia

 

 

En semanas recientes la movilización de los trabajadores del INAH se convirtió en una oleada nacional que se reflejó en el cierre de muchos centros y zonas arqueológicas y en otros casos en bloqueos y protestas en la casi totalidad de las 33 secciones del país.

Y es que el INAH carga un déficit presupuestal de más de mil millones de pesos que se produce porque en las últimas décadas las administraciones no han regularizado y puesto orden en el presupuesto, dejando fuera una gran cantidad de partidas presupuestales sin registrar en el presupuesto autorizado por la Secretaría de Hacienda. Pero eso no es un problema de los trabajadores, sino es exactamente el trabajo de las autoridades.

Sin herramientas de trabajo, con promociones atrasadas que no se han pagado, lo mismo que el pago de muchas de las prestaciones atrasadas, el Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura reaccionó ante el incumplimiento con una gran movilización nacional que se apoyó desde todos los centros y todos los sectores.

La fuerza del SNDTSC que es el sindicato mayoritario y democrático se dejó sentir y obligó a las autoridades a firmar minutas de compromiso para cubrir adeudos y dotar de los elementos necesarios para que las zonas arqueológicas operen.

Hay zonas que se encuentran en plena selva y por lo tanto crece la maleza muy rápidamente, los custodios de la zona trabajan continuamente para que no se acumule, porque en esos lugares pueden alojarse serpientes y otros animales que pueden ser un riesgo para los visitantes.

Algo similar sucede en los museos. Se requieren recursos para sostener la actividad que estos centros de difusión de la cultura desempeñan. Se requiere un tipo de presentación, ropa de trabajo, así como de los elementos mínimos para la operación. Sin trabajadores no hay museos, ni se podría acceder con seguridad a las zonas arqueológicas.

El INAH desempeña muchas otras funciones que permiten la preservación., restauración de piezas no solo mesoamericanas, sino también coloniales, reparación de inmuebles que se dañan por factores naturales como los sismos o se deterioran por el paso del tiempo. Todo cuanto hay en estos sitios se produce por la investigación de historiadores, antropólogos, lingüistas, arqueólogos que en su estudio develan el pasado humano y de las culturas.

Para poder tener personas capacitadas en estas investigaciones, el INAH cuenta con tres escuelas. Dos de Antropología e Historia y una de restauración y museografía. El crecimiento de la demanda y el proceso de convertirse en universidades requiere que cambien las condiciones materiales, se contraten profesores capacitados y se sostenga la investigación.

Los profesores en los últimos años han demandado que se les reconozca la permanencia a los profesores de asignatura como sucede en otras universidades, no sólo profesores de tiempo completo, sino profesores de base por materia que se complementan con los profesores contratados por tiempo determinado.

Hoy la movilización de los trabajadores del INAH tiene todos estos sentidos y ha logrado sentar a negociar al director del INAH Mtro. Diego Prieto que se ha comprometido a solucionar en mesas de trabajo con el sindicato, tano lo que adeuda como las irregularidades que han sucedido. La lucha no ha concluido, pero el SNDTSC es la única agrupación que puede lograrlo.

 

Académicos del INAH – SNDTSC

2 comentario en “Movilización Nacional de los Trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *