Buscar por

Archivo de la etiqueta: MORENA

Emilio Lozoya, Instrumento De La Propaganda política

El próximo 3 de noviembre se vence el plazo para que Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos, amplíe o precise sus acusaciones sobre los actos de corrupción en que incurrió la empresa Obredecht, en sus relaciones con los funcionarios que pertenecieron al periodo de Enrique Peña Nieto. Hasta hoy, de una lista 123 supuestos implicados, solo uno, José Luis Lavalle, está en prisión, por cierto, acusado de delitos no graves y por lo que fácilmente puede quedar en libertad.

Las imputaciones que hicieron los dirigentes de la empresa brasileña, en las cuales se basaron originalmente las denuncias que hiciera Lozoya hace ya un año y medio, han sido desmentidas, no ratificadas y, por lo tanto, como se dice en jerga judicial, “se han caído”. Muchos de los involucrados han declarado que los recursos financieros que dicen les entregó Lozoya, como fue el caso de Ricardo Anaya, jamás se les dieron y que, por el contrario, el propio director de Pemex se quedó con ellos.

¿Representantes del pueblo o “siervos del presidente”?

Un grupo de legisladores de Morena denunció la semana pasada que los estaban obligando a que apoyaran las iniciativas de ley, enviadas por el Presidente de la república sin haberlas leído de antemano y que estaba demasiado controlada la libertad que tenían para subir a la tribuna, indicando también que en torno al Coordinador Ignacio Mier se había formado ya un grupo que mantenía el control político de la Cámara de Diputados, repitiéndose la vieja historia del pasado.

Contradicciones en el seno del grupo gobernante

El afloramiento de estas pugnas se produjo a raíz de los resultados de las elecciones del pasado mes de junio, en los cuales si bien Morena siguió siendo el partido mayoritario, ya no tiene el mismo control del Congreso que tenía en el pasado inmediato y el avance inexorable del tiempo, pues se abriga el temor fundado de que algunas de las reformas proyectadas, no puedan ni siquiera presentarse en el Congreso de la Unión, en los términos en que fueron originalmente concebidas pues ahora Morena deberá negociar con las fracciones parlamentarias opositoras, si desea alcanzar la mayoría calificada que, necesariamente, requiere.

La Lucha Entre El Joven Maravilla y El Presidente de México

En los últimos días se han recrudecido las escaramuzas verbales entre Ricardo Anaya, y el Presidente de la República, quienes han abordado un asunto de carácter jurídico que solo está reflejando la forma cómo se dirimen las contradicciones políticas que, existen entre los distintos sectores de la burguesía dominante, pero que no permite avanzar, realmente, en el fondo de este asunto que tiene una característica estructural, es decir, esencial, la corrupción política en México, por lo que se torna nugatoria la posibilidad de progresar en la erradicación de las raíces de este fenómeno, que asume distintas modalidades, pues en el sexenio anterior existió la práctica de entregar muchos contratos a empresas extranjeras y ahora más del 70 % de los mismos se han proporcionado a los privados, por medio de la asignación directa, es decir, sin realizar ninguna licitación.

En el Recuerdo de “Mí General” Calles

El nombramiento de Olga Sánchez Cordero, como presidenta de la Mesa directiva de la Cámara de Senadores, ocurrido hace pocos días, fue no solo acordado sino anunciado también de una manera pública, en las oficinas de Palacio Nacional por parte del Presidente de la República, en el momento en que proporcionaba la información relativa del nuevo secretario de Gobernación. Esta burda intromisión solo fue ratificada por el pleno de la Cámara de Senadores, casi una semana después, por lo que se trata de una clarísima violación al principio de autonomía de ese órgano legislativo, pues esta designación la llevó a cabo el titular del Poder Ejecutivo, quien solo la impuso de una manera arbitraria y contraria a uno de los elementos principales de la democracia representativa capitalista que existe en nuestro país, demostrando así el profundo desprecio que tiene por la separación de poderes y al funcionamiento adecuado a los órganos constitucionales que nos rigen.

La represión en los tiempos de la Cuarta Transformación

La represión no es una cuestión que se relacione con la ideología del partido en el poder o del gobernante en turno, ningún partido y ningún político van a aceptar que son represores, por lo tanto éstos pueden ser muy demócratas en sus documentos básicos o en sus posiciones políticas, pero profundamente reaccionarios y represores en sus acciones de gobierno