Buscar por

Archivo de la etiqueta: T-MEC

México Está En La Órbita De Los Estados Unidos

La actitud burlesca que asumió el Presidente Andrés Manuel López Obrador frente al emplazamiento que ha hecho el gobierno de los Estados Unidos para revisar la aplicación del TMEC, junto con Canadá, refleja que la actual administración no ha hecho una lectura adecuada y justa acerca de las relaciones bilaterales y regionales que tenemos en América del Norte, ni tampoco acerca de la nueva política internacional y global que está aplicando el Presidente Joe Biden, que tiene la evidente pretensión de reforzar y fortalecer los vínculos y las relaciones que sostiene la Unión Americana en todo el mundo, de cara a la nueva configuración de los espacios de poder político y de reparto comercial que están en marcha.

La Reforma Laboral y Los Contratos Colectivos

El TMEC postula la necesidad de que exista una entidad independiente que regule los contratos colectivos de trabajo relativos al apoyo de los trabajadores, con el fin de que puedan registrarlos y entren en vigor,  para obtener dicho registro se requiere el apoyo mayoritario, a través del voto  personal, libre y secreto de los trabajadores cubiertos por el contrato y la verificación efectuada por parte de la entidad independiente, se deberá verificar  en  el lugar de trabajo que esté en operaciones, que la copia del contrato se haga fácilmente accesible a los trabajadores individuales antes de la  votación, que la mayoría de los  trabajadores cubiertos por el contrato demostraron apoyo al contrato a través del voto.

El T-MEC y el Nuevo Charrismo Sindical

La legislación laboral derivada de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio, tiene la finalidad económica esencial de fortalecer la capacidad productiva industrial de los tres países que componen el Mercado Norteamericano, considerado como un bloque, para impedir que la expansión de la República Popular China domine globalmente el mundo en las próximas décadas, buscando que México aumenta en forma considerable sus exportaciones manufactureras, de bienes y servicios, y también para impedir que aquella gran nación pudiera incrementar su presencia económica y política en América Latina.

El T-MEC y la Reforma Laboral

Las negociaciones en torno al Tratado de Libre Comercio, sostenidas entre los representantes de los gobiernos de los Estados Unidos, Canadá y México, constituyeron una oportunidad para homologar, unificar, las legislaciones laborales de los tres países a efecto de adecuarse a las nuevas circunstancias económicas y políticas internacionales, a la dinámica que tenía el sistema capitalista, para erradicar los obstáculos a que se habían enfrentado las empresas particulares y para establecer nuevas relaciones industriales y sociales con las organizaciones sindicales.

Características de la reforma Laboral (Tercera Entrega)

La reforma constitucional del mes de febrero del año de 2017 aprobó la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje y la creación de tribunales laborales, el surgimiento de un órgano autónomo para la conciliación y el registro de los contratos, el voto personal, libre, secreto para la elección de los dirigentes sindicales, la aprobación de contratos colativos de trabajo y la resolución de conflictos de titularidad entre sindicatos. Estas normas eran compatibles con el contenido del convenio 98 de la OIT, del que ya hemos hecho una amplia referencia y después, pasados unos meses se reflejaron en las negociaciones que se produjeron para renegociar el Tratado de Libre Comercio, entre los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá. Este fue un proceso no solo legislativo sino también político pues al concluir se sentaron las bases del nuevo andamiaje legal al que deberán someterse las organizaciones obreras a partir de este momento.

Características De La Reforma Laboral (Primera Entrega)

La reforma laboral, iniciada propiamente en el mes de febrero del año 2017, ya está en marcha, aplicada por la Secretaria del Trabajo, en colaboración con el  Poder Judicial de la  Federación y de otras dependencias del gobierno federal, ya que,  se trata de un importante compromiso que se tiene con el gobierno de los Estados Unidos, contenido en forma detallada en el T-MEC, del cual dependen muchos factores para asegurar la recuperación económica, e incluso el futuro inmediato del país. La implementación de los cambios legales, administrativos y políticos está monitoreada estrechamente por distintivos órganos del gobierno de los Estados Unidos de tal manera que cualquier retraso o modificación en que incurra el régimen de Andrés Manuel López Obrador originaría muchas presiones y exigencias por parte de la administración Biden.

La reforma energética en México y los monopolios españoles, estadounidenses y mexicanos

La nota del día de hoy, nueve de febrero de 2022, ha sido la visita del representante para el cambio climático del gobierno de Estados Unidos, John Kerry, al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. Apenas ayer el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, descalifico la propuesta de reforma energética de la 4T, calificándola de promover energías obsoletas y contaminantes, además de señalar que el gobierno estadounidense estaría vigilante de proteger las inversiones de las empresas de ese país en México.

Entre la hoz y el martillo

Hace unos meses visitó nuestro país Kamala Harris, la vicepresidente de los EEUU, y anunció la inversión de 130 millones de USD para la implementación de la legislación laboral de Obrador en 2019, a la que calificó de “histórica”.

El capítulo laboral del T-MEC no es la solución a los problemas de los trabajadores

Desde que se firmó el nuevo tratado de libre comercio llamado T-MEC, por EPN y luego ratificado por AMLO, se resaltó por parte de los gobiernos de EE UU, Canadá y México vendiendo a los trabajadores de estos países la idea que, a diferencia del anterior tratado, el TLCAN, donde los sindicatos fueron prácticamente anulados, lo que ocasionó, en el caso de México, se atacara al sindicalismo como la principal causa de los problemas laborales que cargaban a las empresas de pasivos, por lo que se desataron feroces campañas mediáticas que antecedieron al despido masivo de trabajadores en diferentes sectores generando gran inestabilidad social; en este nuevo acuerdo se incluía un capítulo laboral, que toma en cuenta los derechos laborales de la clase obrera de los sectores de la economía que están ligados a este tratado. Esto generó una reacción de beneplácito en diversas fuerzas sindicales, algunas honestas y de lucha, pero sobre todo las que están ligadas a la Cuarta Transformación de una u otra manera, vía escaños en el Congreso para sus dirigentes. Como el senador Napoleón Gómez Urrutia, que de manera inmediata organizó en una nueva central a la que llamaron pomposamente Confederación Internacional de Trabajadores (para estar acordes con el T-MEC), con vínculos muy estrechos con la mafiosa AFL CIO de EE UU.